Falta de lluvias restará unos US$ 600 millones a zafra de soja respecto a 2017