“El período agrícola nos trajo cosas muy importantes, pero el suelo no aguanta”

El Ing. Agr. Fernando García Prechác, ex Decano de la Facultad de Agronomía, dijo a VERDE, durante el 4to. Simposio Nacional de Agricultura, que la producción debe ser diversificada para tener varios huevos en la canasta. Además dijo que volver a la ganadería es sencillo porque está en los genes de Uruguay que siempre fue un país ganadero. Además destacó el trabajo que se está realizando a nivel interinstitucional en sustentabilidad y en el control de la calidad ambiental.

Garcia Prechác dijo que durante el seminario las charlas estuvieron enfocadas principalmente en el medio ambiente y en la optimización del uso de los diferentes insumos
y recursos. “Es una discusión que toma esta magnitud, pero hace tiempo que se viene dando en muchos ámbitos. Si analizamos como está la situación podríamos utilizar
aquella frase de Jorge Batlle, ‘la vaca les gana’, apuntó.

Para Garcia Prechac la decisión de abandonar la rotación con pasturas fue “alejarse del equilibrio, casi que un camino suicida”. Y agregó, “menos mal que el mercado lo está parando, porque Uruguay debería hacer rotación de cultivos y pasturas aún en sus mejores suelos manteniendo una muy buena productividad, con muchos mejores niveles de sustentabilidad ambiental”.

En esa línea, destacó el trabajo interinstitucional que se está realizando a nivel país y lo valoró “como un cambio cualitativo”. Indicó que “el trabajo conjunto de la Facultad de Agronomía con INIA en investigación y desarrollo o con el MGAP, como cuando lo hicimos en conservación de suelos es destacable. Somos pocos y los recursos son escasos, por lo tanto hay que usarlos de la manera más eficiente posible”.

“Sino peleándola de a uno es más complicado, hay que ir juntos hacia adelante formado equipos, compartiendo responsabilidades, trabajando en serio en sustentabilidad y control de la calidad ambiental”, sostuvo García Prechác.

“Alejarse del equilibrio, es casi que un camino suicida”

UNA MIXTURA

Claro está que hay productores y/o técnicos que defienden el sistema de agricultura continua, argumentando que las pasturas no son la solución al problema, además está
el aspecto vinculado a lo social con la generación de empleos y oportunidades. Sobre este aspecto el ex decano de la Facultad de Agronomía fue categórico y aseguró que “esa
discusión no tiene sentido porque el recurso suelo no aguanta el uso que se le da”.

Agregó que “si se cree, que el mercado es lo único que importa y no se entiende que hay
que bajar un cambio para que el sistema sea más sustentable es complicado. Hoy las empresas mixtas de agricultura con ganadería son un muy buen negocio, es un trabajo más complejo y diferente pero es posible. Sabemos que la mamá de todos nosotros que es la tierra, nos va a seguir dando teta, pero si le rompemos los pechos y no sigue, ahí tendremos un gran problema”, ejemplificó.

“Son cambios muy importantes y generan choques de intereses, pero siempre dije que sólo por el camino de la agricultura no, porque
Uruguay primero es ganadero, desde el nacimiento es ganadero”, acotó.

HACIA LA COMPLEJIDAD

García aseguró que se debe ir hacía sistemas más complejos de los que se venían transitando y afirmó que volver a la ganadería es más sencillo de lo que parece “porque está
en los genes del uruguayo. Los sistemas más complejos son lo más capaces de aguantar los cambios”.

“Entiendo que a un empresario que se le altera el negocio no pueda pensar así, pero tengo la obligación de mirar un poco más lejos y de advertir lo que puede pasar”. Por lo tanto, “lo que podía pasar ya pasó, ¿vamos a seguir insistiendo por ese camino y destruyendo el principal recurso que tenemos? Creo que no”.

“Volver a la ganadería en este país es sencillo” explica García Prechac, “lo tenemos en los genes, nos complicó más pasar a ser agricultores de golpe y que de hecho lo logramos”. Y agrega: “No voy a blasfemar de todo lo que nos trajo este período, porque nos trajo cosas muy importantes, innovaciones en gestión de empresas agropecuarias, aprendimos a trabajar en escala, pero ahora tenemos este problema. ¿Vamos a seguir insistiendo con ponerle piso al edificio cuando sabemos que los cimientos se nos están rajando y se nos va a caer todo?”, se preguntó.

DESCARGAR ARTÍCULO ORIGINAL